Fumarse la vida

silueta-mujer

Imagen tomada de: conmanodebollo.com

Marina se asoma por la ventana de su cuarto en la mañana. Su piel marchita por los rayos del sol poblano pareciera a punto de quebrarse. Sus huesos son sus músculos y sus músculos son sus huesos. Clavícula prominente por las horas de desvelo, de hambre y de parranda. Por esas características, fuera de su exquisita piel morena, pareciera de vidrio o de cristal, a punto de romperse, pero no es nada transparente pues tiene un gran secreto, una cruz clavada en el corazón.

Tardes cálidas en la ciudad. El timbre de salida de las escuelas de la región se comenzaba a escuchar. Eran las tres de la tarde y ya todos estaban afuera, incluyendo a Marina. Tenía en aquel entonces tan sólo 15 años, estaba a punto de cumplir 16, y su principal preocupación es qué haría con sus amigos y su novio al salir de clases.

Se acercaba su cumpleaños y sus amigos le dieron su regalo: le dieron a probar marihuana. Ella estaba nerviosa, pero sus compañeros y su novio la motivaron a que lo hiciera. Tomó con sus dedos el cigarrillo. La hermosa cueva de su boca custodiada por los dos guardianes también llamados labios se abrió. La cabeza del cigarro se pintó de un color rojo-naranja y con la “probadita” comenzó a salir humo de él… Se comenzó a hogar con el humo desprendido y ella dijo a todos que eso eran “chingaderas”, aunque después se volvería algo esencial en su vida.

Pasaron dos meses y Marina ya no era la niña inocente. Las drogas y el alcohol eran su pan de cada viernes, pero después se volvería de cada día. Ya había perdido a sus amigas por sus adicciones, pero ella siempre pensaba que las demás chicas eran las aguadas y que no la comprendían, por lo que siempre las mandaba a la chingada. Ella no tenía ningún problema porque lo único que hacía era disfrutar su vida, por lo que las demás eran las del problema. Sin embargo, un día todo ello cambió…

marihuana_thumb1

Imagen tomada de:
curiosidadesofworld.blogspot.com

Era de noche y la fiesta estaba terminando. Los únicos que quedaban era Marina, su novio, sus amigos y otros tres chicos que no conocía. Se habían acabado varios six, un Tonayan y demás. Todas las botellas vacías permanecían en el suelo, esperando que los jóvenes les acompañasen en su descanso. Entonces llegó el momento máximo del grupo: la hora de hacer un cocktail de drogas. A pesar de lo tentador, Marina no quiso probar y sólo fumó marihuana; sin embargo, su novio sí le entró a la mezcla. Ellos tenían muchos problemas y por eso Joaquín, pareja de Marina, decidió meterse las drogas para olvidar esas penas y sin duda lo hizo. Lo último que ella le dijo es que se fuera a la verga y que la dejara disfrutar la fiesta. Las cosas las dijo sin saber y sin pensar en lo que podría pasar minutos después de consumir el cocktail. Los ojos del chico se comenzaron a salir de su órbita. Comenzó a sentir frío. Temblores se hicieron presentes en su cuerpo. Sudor resbalaba desde lo más alto de su cabeza y sentía su corazón palpitar rápidamente como si fuera un soldado en camino a la guerra. No sabían si era embolia o un ataque cardíaco, lo único que sabían era que algo malo había pasado. Cayó al suelo y siguió temblando. Espuma salió de su boca como si fuera un perro…

Marina viste de negro. Las bolsas de sus ojos acompañaban su atuendo. Va en camino a la casa de Joaquín para pedirle perdón y darle un último adiós, pero los que eran sus suegros, al verla aproximarse por la calle, cierran la puerta y no la dejan entrar. “¡Drogadicta! ¡Asesina!”, es lo único que alcanza a escuchar Marina. Palabras que desde hace cuatro años borraron todos sus sueños.

Tags: , , , , ,

About Néstor Ramírez

Egresado de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la UNAM. Apasionado del periodismo, amante de la literatura, amigo de la naturaleza, estudioso del día a día de la vida en México.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: