Unos que vienen, otros que van

En México hablar de narcotráfico ya se ha vuelto algo común; sin embargo, en los últimos días se han visto casos que realmente dejan a todos anonadados: unos entran, otros salen. Tal es el caso de Caro Quintero que sale a jugar, mientras que quien sale del juego es el X-20, Mario Armando Ramírez Treviño, jefe del Cartel del Golfo que fue capturado la tarde del viernes, 

El viernes pasado andando sobre la calle de Madero, en el Centro Histórico, vi cómo es que miles de personas iban en búsqueda de diversión o de los útiles escolares para los niños que entran mañana a la escuela. 

La razón por la que me encontraba ahí era una: comprar el libro “Despeñadero” de Don Rafael Loret de Mola  (cosa que pude hacer y que cuando termine de leer con gusto les contaré). Pero lo que me llamó la atención fue algo que no había visto con detenimiento en los últimos meses: la plancha del Zócalo.

Más de la mitad de la plancha del Zócalo estaba ocupado por diversos centros de entretenimiento infantil, mismos que estaban a punto de estallar por el gentío. Sin embargo, el resto (si acaso una cuarta parte), era ocupada por un plantón de un grupo de maestros de la CNTE. 

Los alrededores eran otro panorama aún más diferente: entrando por Madero encontré, después de algún tiempo, a Julia Klug, manifestándose en contra de lo pútrido de la Iglesia Católica; en otra vía, me encontré a algunas personas que exigían ver al señor Miguel Ángel Mancera para solucionar el problema de unos centros comunitarios que pretendían pasar a manos del DIF.

Por un lado riqueza y del otro pobreza con los danzantes y vendedores de tlayudas o figuras prehispánicas. Un señor con un altavoz anunciando la conversión y aceptación de Jesucristo durante el expansivo sonido de caracola.

México, lugar de grandes contrastes. Mientras la gente que viene en metro y caminando se preocupa de cómo salir de los gastos del regreso a clases; un helicóptero sube desde Palacio Nacional y se pierde entre las nubes y la parte trasera de Catedral. Será Peña Nieto o alguna persona con poder eso no se sabe, peor lo que sí es que seguramente no estará preocupado por los gastos de los próximos días.

Imagen

El miércoles pasado se presentó la iniciativa de reforma energética. Incluso, el presidente Enrique Peña Nieto lanzó un comunicado en cadena nacional. Si será o no la solución a la imperante pobreza en México habrá que verse, pero no hay que confiar del todo pues al menos las privatizaciones y cosas similares a ello no han sido de bastante provecho para los millones de habitantes de esta humilde nación.

Advertisements

About Néstor Ramírez

Egresado de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la UNAM. Apasionado del periodismo, amante de la literatura, amigo de la naturaleza, estudioso del día a día de la vida en México.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: