Zombivientes

La figura maravillosa que se volvió una alegoría

Por Néstor Ramírez Vega

La Zombie Walk, marcha a la cual asisten miles de personas disfrazadas de zombies, llegó hoy (23 de noviembre) a la Ciudad de México. Los muertos vivientes con ojos desprendidos, bañados en sangre y con heridas de armas blancas o balazos, se aglutinaron en la mítica Plaza de las Tres Culturas, donde hace 45 años decenas (cifra oficial) o centenas de personas fueron asesinadas y otras encarceladas por el gobierno federal.

La Zombie Walk se da días después de que la protesta social haya sido regulada en el Distrito Federal por las marchas y plantones, sin mencionar las batallas, del último año. Sin embargo, ¿la Zombie Walk no lo es? Platicando con algunos compañeros y amigos algo me ha quedado claro: la figura del zombie no es únicamente la del personaje maravilloso, el que sólo existe en el arte y se alimenta de cerebros humanos, sino es toda una crítica al ser humano actual.

Goethe, en Fausto, nos lo dice de una forma muy cruda, fría y directa: “Debo, ante todo, introducirte en una alegre sociedad, para que veas cuán festivamente puede pasarse la vida. Con poca inteligencia y con mucho buen humor, cada cual va girando aquí en su estrecho círculo, como los gatos jóvenes juegan con su cola (…)”.

El significado que se le ha dado al zombie en la actualidad es la de los seres pasivos que se encuentran enajenados. Un ser fetichista que sólo busca sobrevivir. Una persona que sigue a los demás, que se ha auto-destruido tanto así mismo como a las personas que quiere. Quien se ha acostumbrado a la violencia y la muerte en el mundo, quien incluso vive bajo el símbolo de la muerte.

1462979_627075764005097_1798183924_n

Zombie Walk, no sólo un momento de diversión y una forma de expresión, sino la búsqueda de apoyos para los más necesitados. Foto: Facebook de Zombie Walk Mx

Aún cuando se puede ver la crítica a través de los zombies, lo más frecuente es que se vea como un momento de diversión, un pasatiempo o un “se ve chido”. Esto último no está mal, es valido pues los gustos de las personas es muy distinto, pero hay que darse cuenta de lo demás que nos habla.

Lo que nos invita es a reflexionar sobre nuestro acontecer social, tanto a nivel público como personal. A no quedarnos con los brazos cruzados y luchar por la libertad ya sea con la donación víveres (como se pidió en este Zombie Walk para el Banco de Alimentos Caritas, quien lo distribuye a los más necesitados),  la ayuda a desconocidos, siendo responsables, alzar la voz en contra de injusticias, la denuncia de actos de corrupción  o buscando el bien común a través de la política. El mensaje está sobre la mesa y los gritos y gemidos de los zombies no son sólo para asustar al público, sino para gritar un despierta.

Agradecimientos a mi estimadísima amiga Leticia Huerta, quien me ha ayudado a comprender este fenómeno y figura fantástica.

Tags: , , , , , , ,

About Néstor Ramírez

Egresado de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la UNAM. Apasionado del periodismo, amante de la literatura, amigo de la naturaleza, estudioso del día a día de la vida en México.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: