La ceguera en Saramago

Por Néstor Ramírez Vega

El premio Nobel portugués, José Saramago, escribió dos novelas que en su título tienen la palabra ensayo. Esas obras son Ensayo sobre la Ceguera y Ensayo sobre la Lucidez. Si se juzgan los libros por el nombre, o mejor dicho por las cubiertas, se pensará que son algo diferente a lo que en realidad son; sin embargo, a través de la característica prosa del autor, no sólo nos cuenta varias historias, sino también se ve la exposición de sus ideas, fin último del ensayo.

Ambos libros se centran en un lugar que puede ser cualquier lugar.  En Ensayo sobre la Ceguera, repentinamente todos los habitantes de la ciudad se quedan ciegos; en Ensayo sobre la Lucidez, durante unas votaciones, una mayoría decide votar en blanco, lo que impide que un partido quede en el poder y se susciten una serie de hechos que costará vidas humanas.

Si bien los dos libros tienen sus diferencias, los dos tienen una ineludible semejanza: el tema de la ceguera. Ciegos que viendo no ven, así lo escribió Saramago en la primera de estas novelas. Sin embargo, ¿qué es la ceguera? La ceguera es quedarse indiferentes ante lo que sucede, el depender de las demás personas, el egoísmo, la no actuación, etc. Una ceguera blanca, la maldición que le cae un día cualquiera a todos los habitantes, excepto a una mujer, de ese lugar sin nombre.

La ceguera es el no querer ver nuestro alrededor, encerrarnos en una burbuja con nuestro mundo donde lo único que importa somos nosotros. Esa tesis, tomando el concepto como sinónimo de proposición u opinión, se aborda en los dos libros, pero da más curiosidad en Ensayo sobre la LucidezLa misma ciudad cuatro años después. La venda blanca ya no está, pero durante las votaciones, como ya se mencionó dos párrafos arriba, el voto blanco es el que triunfa.

¿Pero qué es el voto blanco en una democracia? El poder lo ve como una amenaza, un intento terrorista por desestabilizar la democracia nacional. Sin embargo, desde otro punto de vista, es un grito de basta, de hartazgo, de inconformidad con el gobierno por haberlos encerrado en manicomios, por no cuidar a sus ciudadanos en los momentos difíciles. 

El Gobierno ordena un estado de sitio. Nadie sale de la ciudad, sólo El Poder entra. El Estado dice ser el protector de la paz, los hechos dicen lo contrario. El Estado dice ser el salvaguarda de la nación, pero no le importa matar a las personas con explosiones y balazos. En estos tiempos, ¿quién dice la verdad? ¿Los políticos la dicen? ¿Es mera literatura, desvaríos de una persona, o en realidad se llegan a dar casos de este tipo?

Ensayo sobre la Ceguera termina con una frase profunda, “Creo que no nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos, Ciegos que no ven, Ciegos que, viendo, no ven”. Esto nos hace pensar en nuestra forma de ser y de actuar en sociedad, si hacemos las cosas bien o mal; en quiénes o qué somos cada uno de nosotros.

El diálogo y el silencio con el que termina Ensayo sobre la Lucidez nos hace llorar y pensar sobre el mundo y la sociedad, “Entonces un ciego preguntó, Has oído algo, Tres tiros, respondió el otro, Pero había también un perro dando aullidos, Ya se ha callado, habría sido el tercer tiro, Menos mal, detesto oír los perros aullando”. No se pregunta contra quienes fueron los balazos ni por qué aullaba el perro. El animal se calló, se calló aquella queja de inconformidad, de dolor, de enojo por la muerte de una persona honesta y que quería un mundo mejor. Se callaron las voces que estaban en contra de las arbitrariedades del poder. Se cayó en la ceguera que no nos deja ver.

Advertisements

Tags: , , , , , , , , , , ,

About Néstor Ramírez

Egresado de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la UNAM. Apasionado del periodismo, amante de la literatura, amigo de la naturaleza, estudioso del día a día de la vida en México.

One response to “La ceguera en Saramago”

  1. Néstor Ramírez says :

    PD: ¿Por qué la etiqueta de México? Porque siento que en mi país se ha dado este fenómeno. Se ha dejado de tomar en cuenta a la sociedad, se impone la voluntad de algunas personas. ¿El costo? Es lo que menos importa siempre y cuando se tengan los bienes. Maquiavélico, adjetivo para la política en mi país.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: