Pláticas en el transporte público

Por Néstor Ramírez Vega

Una noche, al regresar de una posada y haber apoyado al movimiento pacífico denominado #PosMeSalto, un hombre con bufanda se subió al camión que lo llevaba a casa. Al momento de sentarse, con diferencia de unos segundos, un adulto mayor, de 71 años sabríamos minutos más tarde, pidió permiso para sentarse en el asiento que se encontraba a un costado del hombre con bufanda.

El adulto mayor traía un suéter color beige al cuello y con sus manos y sus uñas largas y sucias se aferró al tubo. Ya no hay respeto en esta ciudad, verdad joven, comentó el adulto mayor, Por qué lo dice, Porque ya ahora cualquiera ofende a los policías, a la autoridad ya no se le respeta. 

Estoy de acuerdo con usted, pero todo es por la corrupción que hay en el país, comenta el hombre con bufanda. Sí, la maldita corrupción, pero yo ahorita vengo del centro y ahí estaba con los jóvenes. Unos les gritaban groserías a los policías y eso no se vale. Tampoco es justo golpear a los policías porque sí, es cierto que muchos son unos corruptos, todos hemos visto como piden para su chesco , pero yo creo que no todos son así, no todos son malos. Debe haber algunos que sí son buenos, honestos, añadió el adulto mayor. 

El frío nocturno aumentaba mientras los minutos corrían por las diferentes líneas del reloj. Las arrugas del adulto mayor se hacían más notables con cada palabra. Yo creo que los jóvenes están mal, no debemos caer en la violencia ni las agresiones. Debemos respetarnos porque al final del día todos somos personas, que la mayoría son corruptos, sí, pero no por eso por ellos deben pagar todos, añade el adulto mayor. Apoyo las manifestaciones, debemos respetarnos entre nosotros y hacerlo todo de manera pacífica, sin agredir a los demás pues como usted dice, no por algunos todos somos así.

Yo no soy un ignorante, estudié hasta la preparatoria, pero no me pude superar y veme ahora. Pero no por eso agredo a las otras personas. México es un país hermoso, sería una lástima ver que no tenga salvación y deje de ser un país. La alarma de las puertas suena y el hombre con bufanda tiene que bajarse en esa estación. Sus mejillas se ponen frías por el viento nocturno preinvernal. En sus oídos aún suenan las consignas de Metro, metro, corrupción.

Tags: , , , , , , , ,

About Néstor Ramírez

Egresado de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la UNAM. Apasionado del periodismo, amante de la literatura, amigo de la naturaleza, estudioso del día a día de la vida en México.

One response to “Pláticas en el transporte público”

  1. La Banda says :

    Interesante y por supuesto valida explicación del señor. Fíjate que eso mismo se ha platicado en casi todas las asambleas o reuniones a las que he acudido sobre el asunto del metro, muchxs hemos planteado el valor del acto de “saltarse el torniquete” para la población, para la mayoría significa “perder la virginidad” en estas cosas de la desobediencia civil, el que por vez primera en su vida cientos “rompan las reglas”, pasen sin pagar y miren al impotente policía (y sean conscientes de que lo que hacen es una acción política y de protesta) es grandioso. Ahora mucha gente sabrá eso repetido hasta el cansancio de “cuando una ley es injusta …. “, y probablemente les anime en un futuro a tomar una postura y actuar en consecuencia.

    yrk

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: