Literatura, medio difusor de ideología

Por Néstor Ramírez Vega

Rosario Castellanos es una escritora mexicana que reflejó la discriminación en la que vivían los oprimidos del Siglo XX (indígenas, esclavos, las mujeres, etc.) a través de sus libros como Balún Canan y el Eterno Femenino, entre otros. No obstante, en  Juicios Sumarios (I y II) se hace una antología de lo que son sus ensayos sobre la literatura, no sólo de México, sino el fenómeno literario per se.

Sus ensayos abordan desde su pasión por Sor Juana Inés de la Cruz y algunos escritores que han quedado en la opacidad frente a contrincantes como Juan Rulfo hasta los estilos literarios de diversos autores. Un escrito titulado Ideología y literatura es fantástico por lo que en él plasma y es sobre lo que trata esta entrada.

“Si entendemos por ideología el conjunto de ideas (políticas, económicas, sociales, jurídicas, etc.) que justifican los intereses de una clase dominante y que los salvaguardan en un momento histórico determinado, nos repugna, en principio, asociar esta palabra con otra: literatura. Porque ya no es necesario probar que la literatura es una de las artes y porque espontáneamente continuamos creyendo que el arte es una actividad espiritual incondicionada y que, como todo lo sublime, su raíz y sus manifestaciones se encuentran más allá de este mundo de necesidades y de lucha por los satisfactores en el que cotidianamente se mueven los hombres”*

Con esas afirmaciones comienza su ensayo Rosario Castellanos y es cierto, causa repugnancia el mezclar ese concepto de ideología con el casto de literatura, con la libre expresión del autor. Sin embargo, cabe recordar que en todo momento la política va ligada a la actividad humana pues somos seres políticos.

Ya sea una obra de Saramago, Huxley o Hesse, van acompañados de una carga ideológica que acerca al lector a pensar los argumentos expuestos. Y eso no es exclusivo de la literatura, sino de toda expresión artística. Ahí están los murales de Rivera,  Tamayo y Siqueiros, por ejemplo.

Es cierto, como expone Castellanos, que se puede tener una obra pura, misma que nace de las inquietudes naturales del autor, pero cuando es ordenada cambia el concepto de la obra pues se maniquea el fondo.

En ese ensayo además se expone el desarrollo de la creación literaria de nuestro país. Desde los tiempos de los tlatoanis hasta la posrevolución, auge de la Familia de la Revolución. Las culturas prehispánicas, época en la que quienes se querían dedicar a la poesía recibían una educación especial, apartados de la gente común, inmersos en la sociedad, pero al mismo tiempo en el anonimato. Sin embargo, su importancia es vital en el reino: “El monumento literario debía ser acicate para el guerrero, consejo para el gobernante, oración para el sacerdote, guía para el memorioso”.

Y eso no cambió a través de los siglos. El cambio del lenguaje confirmó la dominación española. Las lenguas nativas fueron disolviéndose en las arenas del tiempo y sólo en algunos lugares permanecen convalecientes. No fue sólo la imposición de un Dios, sino también costumbres y una nueva lengua.

Las cosas no han cambiado. Aunque durante el siglo XX, después de la revolución, se comenzó a generar una literatura completamente mexicana y ya no a través de ideas del viejo mundo como las positivistas durante el porfiriato, todavía no se logra consolidar como debiera. Aún se ven los discursos que se adoptan de los vecinos del norte y la poesía aplicada ya no sólo a los libros de poesía de Baudelaire o Neruda, sino a los videos de Stefano, Armani o cualquier otro producto de consumo.

Así es como la literatura también se convierte en un vehículo, un fin y un origen ideológico. Ahí está la importancia de las letras en la legitimación de conductas y pensamientos dentro de la sociedad.

 

* CASTELLANOS, Rosario. Juicios Sumarios I. México. Fondo de Cultura Económica. 1984.

Advertisements

Tags: , , , , , , , ,

About Néstor Ramírez

Egresado de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la UNAM. Apasionado del periodismo, amante de la literatura, amigo de la naturaleza, estudioso del día a día de la vida en México.

2 responses to “Literatura, medio difusor de ideología”

  1. AntimidiaBlog says :

    Reblogged this on reblogador and commented:
    H

  2. laberintocultural says :

    Reblogged this on laberintocultural and commented:
    Buenas noches, estimados lectores. Me gustaría compartir esta publicación que hice algunos meses atrás en mi otro blog “Historias de la realidad”. Espero sea de su agrado.
    Saludos y buen fin de semana.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: