La mujer contra la mujer

Por Néstor Ramírez Vega

A mí ni me digas que las mujeres no deben ser golpeadas, se lo merecen por andar de cuscas; dijo una señora que labora en una fondita a cuatro cuadras de metro Cuauhtémoc, en la Ciudad de México.  

Las campañas en contra de la violencia siguen llegando a las personas. Únete; Di no a la violencia; Alza la voz; Que te pegue no es muestra de cariño; No más violencia; Bang, bang, bang. A pesar de todo aún sigue el pensamiento de, se lo merecen porque se vistió de manera provocativa o hizo enojar a su esposo.

– Ellas deben estar en el hogar, cuidando a los niños y viendo que no les falte nada a sus maridos. Porque eso sí, quieren sentirse muy libres, trabajar lejos de sus casas, irse de parranda y sus deberes en el hogar bien gracias. La verdad sí se lo merecen y no me quieras hacer cambiar de opinión porque no lo haré. El que haya tanta libertad es la razón por la que hay tantos divorcios e infidelidades.

 

Ha pasado ya un mes y medio de eso y la señora de la fondita aún hace tortillas para los clientes que comen en aquél lugar. La primera vez con un, Ahora déjame que debo trabajar, se terminó el sondeo. La segunda, ni el buenas tardes contestó. Ella sigue haciendo y calentando tortillas lo más pronto posible y unos minutos más tarde, cuando camino de regreso, ya no está. Son las 14 o 15 horas de la tarde, sólo se ve que niños salen de la escuela. Seguramente la señora recogió a su niño y ambos fueron a casa, donde debía hacer la comida, así como los demás deberes del hogar.

Tags: , , , , ,

About Néstor Ramírez

Egresado de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la UNAM. Apasionado del periodismo, amante de la literatura, amigo de la naturaleza, estudioso del día a día de la vida en México.

2 responses to “La mujer contra la mujer”

  1. arrowni says :

    Dicen que inventamos al diablo, cuya utilidad es poner el mal en alguna parte ¿no? porque es más fácil, permite descansar al espíritu. Yo lo veo también con el racismo, el odio al inmigrante, porque algo malo tiene que venir de otro sitio. Me hizo pensar en esto la señora con su “por eso hay cada vez más infidelidades y divorcios”.

    Y es que uno lo ve fácil, los divorcios son una entidad legal relativamente reciente, pero “funcionan”. No son para la gente pobre: una separación destruye la espina económica del hogar. Una infidelidad te la bancas. La señora lo defendería también: o es tu culpa que te pongan los cuernos, o no es tan grave. Porque es eso o la miseria.

    Detrás de la aparente necedad de la señora hay una idea de economía doméstica que sobresale. Las separaciones no traen garantías. Aunque te golpee, si sigues comiendo, ya es algo.

    En fin, el diablo no es la libertad. Es que la libertad sea ajena.

    • Néstor Ramírez says :

      Muy bueno tu comentario, y acertado. Es un problema que sigue dominando en el mundo, “mientras tenga comida, techo y ropa qué importa lo demás”. Tienes razón en que la señora tenía sus motivos, así como las personas que no comulgan con su pensamiento también tienen sus razones. Es triste un divorcio porque no es sólo un adiós, sino afecta a las familias, descendencia y, como dices, en el aspecto económico.
      ¡Gracias por tu comentario!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: