Archive | Trabajo RSS for this section

La otra cara de El Coloso de Santa Úrsula

Por Néstor Ramírez Vega

Desde mediodía los Azulcrema y los Auriazules aparecieron en las calles de la Ciudad de México, pero es en El Coloso de Santa Úrsula donde se reúnen.

Hasta antes de las dos de la tarde impera un ambiente familiar. Niños con su playera del Amé y de los Felinos corren a lo largo de la explanada del Estadio Azteca. Jóvenes y adultos comen en los puestos callejeros. “Los tacos de a 15 y las tortas a 30”, contesta un vendedor de tacos de guisado y tortas de milanesa o pierna.

Un letrero naranja fosforescente atrae la atención de los asistentes al partido: “Tacos de canasta 7×10”. Una completa ganga para quienes saben lo que cuesta una orden, sobre todo si son los de la avenida peatonal Francisco I. Madero, en el Centro Histórico.

“Tacos de penalty”, lo primero que se les ocurre a quienes ven el letrero. Sin embargo, al acercarse a la bicicleta que tiene un canasto y una cubeta uno entiende el porqué del costo.

“Qué tal están” preguntan unos jóvenes a un señor que come unos tacos. Su respuesta es solo una sonrisa con la boca llena de comida. Cada uno de los siete tacos son de aproximadamente 10 centímetros, la cual es la razón del descuento.

Rafael Luna es el nombre del señor que vende, desde hace ocho años, los tacos de canasta. “No sólo los vendo en el (Estadio) Azteca, también voy a otros estadios y hago bajo pedido”. Cada semana gana aproximadamente 2 mil pesos, sin embargo con eso se da por servido.

Rafael comenzó a vender tacos al salir de Alcohólicos Anónimos (AA). “Desde los 25 años tomaba, fumaba marihuana, me metía heroína y cocaína. Mi vida era un desmadre”, afirmó Rafael Luna. Se metió a esos grupos de ayuda porque estaba a punto de perder todo, incluso su familia.

“La gran mayoría de los que estamos (trabajando) aquí hemos pasado por algo similar”, comentó Rafael. Lo puestos forman varios pasillos en la explanada del Estadio Azteca, imposibles de contar debido a la simetría que ofrecen. Varios se pudieron “dedicar a vender drogas, pero lo mejor es tener un trabajo honrado para que menos personas vivan lo que hemos vivido”, contesta el vendedor de tacos de canasta.

La unión entre los comerciantes de la explanada del Estadio Azteca es visible. Un joven corre por los pasillos con un puñado de cinturones y una mochila del América, pero varios comerciantes lo detienen y entregan a los elementos de seguridad pues las cosas que llevaba eran de asistentes al partido.

El sábado resulta ser un día memorable. Los Azulcremas cayeron en su casa ante los Pumas de la UNAM y los comerciantes tuvieron buena venta por el clásico, dinero con el que podrán llegar más honrados y orgullosos de sí mismos a casa.

Advertisements

El arte y Nueva York

Historias_de_Nueva_York-234471366-large

Por Néstor Ramírez Vega

Historias de Nueva York es un film compuesto por tres cortometrajes. Cada uno de ellos está realizado por un director diferente: Martin Scorsese, Woody Allen y Francis Coppola. En cada corto se tratan temas que pudiesen suceder casi en cualquier ciudad, pero es en la ciudad de Nueva York donde todos pueden suceder por su multiculturalidad y estilo de vida.

El cortometraje de Martin Scorsese tiene por nombre Apuntes al natural. La temática gira alrededor de Lionel Dobie, uno de los pintores más prestigiosos en Nueva York. Con él vive Paulette, una chica que quiere ser una buena pintora. Sin embargo, la relación profesor-alumno se altera por tener sexo y poner barreras mutuamente por los problemas que cada uno tiene.

Paulette es una mujer de 23 años, lo que provoca ciertos deseos sexuales en Lionel, quien ya se ha divorciado en muchas ocasiones. Mientras ella puede dejar el arte cuando quiera, él no puede porque es la forma en que puede hablar sobre lo que le pasa. Sus corajes, sus deseos y su amor desesperado son elementos dentro de su pintura, es como hace catársis.

Las canciones presentes en el film son A Whiter Shade of Pale, Politician, (Night time is) The right time y Nessun Dorma. La música juega un papel relevante dentro del film. No sólo es acompañamiento, sino influye en Lionel para sacar y plasmar sus sentimientos y emociones en el lienzo, además describen lo que él siente en ese momento.

La focalización aparece desde el inicio de la película y es el efecto con el que se termina. Permite que el espectador centre su atención en algo o alguien. Algunas tomas explican características de los personajes a través de objetos y actitudes, lo que permite comprender y apreciar el cortometraje. Historias de Nueva York, un film que si eres cinéfilo no puedes perderte.

Si gustas ver la película online puedes acceder a: http://www.flvpeliculas.tv/2013/03/ver-online-historias-de-nueva-york-new.html

Primer aniversario

Por Néstor Ramírez Vega

 

El tiempo es algo tan magnífico y siempre nos da sorpresas. Se puede estirar o se puede pasar rápido. Siempre pasa, nunca se detiene y mucho menos puede regresarse como un videotape.

El día de hoy el blog Historias de la realidad cumple un año de publicar su primera entrada. Un año, 365 días (aunque no todos trabajé en este blog) y aún queda mucho por aprender. Agradezco a mi maestro de Ciberperiodismo, Jaime Coello, que nos haya obligado a escribir un blog. Gracias a esto he podido practicar más mi redacción y trabajo de investigación.

¿De dónde salen las entradas? De hacer periodismo. Como Vargas Llosa soy de la idea de que el periodismo nutre a la literatura para poder escribir historias, relatos que, aún metiendo fantasía, llegan a ser tan creíbles que parecen cosas de la realidad, y cosas de la realidad por ser tan fantásticas, suele creerse que son fantasía.

Entrevistas, lectura de libros y notas, así como investigaciones sobre varios temas son algunas de las técnicas que he empleado para escribir tanto los relatos como las reseñas que he publicado aquí. Sin embargo gran parte se los agradezco a ustedes, quienes se toman la molestia de leer lo que escribo y comentar si les gustó, si algo les parece que no concuerda o si está “muy fumado”.

Muchas gracias por este año y seguiremos en línea porque las historias nunca acaban; las historias están en todas partes.

 

Carpe Diem

Un mundo nos vigila

Por Néstor Ramírez Vega

– Ahora sí hay cámaras en todo el edificio. Las empezaron a poner desde ayer porque el viernes antes de irnos aún no estaban. No cabe duda, un mundo nos vigila – dijo Don Caballero

La razón era desconocida y los trabajadores pensaron que era por el incremento de violencia en el país; además de que en ese edificio se encontraba el trono de una mujer mezquina conocida como la subse. Minutos más tarde, cinco policías ingresaron a las oficinas del piso seis, donde los trabajadores se encontraban trabajando o en una junta de última hora.

Los oficiales se dirigieron a la oficina de la Chica elegante y una vez ahí casi cerraron la puerta. Por un resquicio uno podía asomarse, pero era mejor la discreción y escuchar desde lejos el porqué la presencia de la policía. Si algo había pasado en aquel lugar era importante saberlo, sobre todo para quienes trabajan ahí.

-Yo estoy segura que cerré, siempre me encargo de eso y al volver el lunes la puerta parecía un poco forzada – señala la Chica Elegante-. Al parecer no se llevaron cosas, pero sí está muy raro lo de la puerta. Digo, ¿quién querría entrar aquí?

Los policías salieron de la oficina después de unos minutos y miraron al joven que escuchó parte de la plática mientras buscaba unos documentos en el archivo. Después de eso, no pasó nada.

 

 

Al día siguiente continuó la instalación de cámaras en los pasillos de las oficinas, incluso a un costado de la puerta de la Chica Elegante, en dirección a donde estaba el joven el día anterior.

 

 

 

 

 

 

¿Quién vigila a quién?

Literatura, medio difusor de ideología

Por Néstor Ramírez Vega

Rosario Castellanos es una escritora mexicana que reflejó la discriminación en la que vivían los oprimidos del Siglo XX (indígenas, esclavos, las mujeres, etc.) a través de sus libros como Balún Canan y el Eterno Femenino, entre otros. No obstante, en  Juicios Sumarios (I y II) se hace una antología de lo que son sus ensayos sobre la literatura, no sólo de México, sino el fenómeno literario per se.

Sus ensayos abordan desde su pasión por Sor Juana Inés de la Cruz y algunos escritores que han quedado en la opacidad frente a contrincantes como Juan Rulfo hasta los estilos literarios de diversos autores. Un escrito titulado Ideología y literatura es fantástico por lo que en él plasma y es sobre lo que trata esta entrada.

“Si entendemos por ideología el conjunto de ideas (políticas, económicas, sociales, jurídicas, etc.) que justifican los intereses de una clase dominante y que los salvaguardan en un momento histórico determinado, nos repugna, en principio, asociar esta palabra con otra: literatura. Porque ya no es necesario probar que la literatura es una de las artes y porque espontáneamente continuamos creyendo que el arte es una actividad espiritual incondicionada y que, como todo lo sublime, su raíz y sus manifestaciones se encuentran más allá de este mundo de necesidades y de lucha por los satisfactores en el que cotidianamente se mueven los hombres”*

Con esas afirmaciones comienza su ensayo Rosario Castellanos y es cierto, causa repugnancia el mezclar ese concepto de ideología con el casto de literatura, con la libre expresión del autor. Sin embargo, cabe recordar que en todo momento la política va ligada a la actividad humana pues somos seres políticos.

Ya sea una obra de Saramago, Huxley o Hesse, van acompañados de una carga ideológica que acerca al lector a pensar los argumentos expuestos. Y eso no es exclusivo de la literatura, sino de toda expresión artística. Ahí están los murales de Rivera,  Tamayo y Siqueiros, por ejemplo.

Es cierto, como expone Castellanos, que se puede tener una obra pura, misma que nace de las inquietudes naturales del autor, pero cuando es ordenada cambia el concepto de la obra pues se maniquea el fondo.

En ese ensayo además se expone el desarrollo de la creación literaria de nuestro país. Desde los tiempos de los tlatoanis hasta la posrevolución, auge de la Familia de la Revolución. Las culturas prehispánicas, época en la que quienes se querían dedicar a la poesía recibían una educación especial, apartados de la gente común, inmersos en la sociedad, pero al mismo tiempo en el anonimato. Sin embargo, su importancia es vital en el reino: “El monumento literario debía ser acicate para el guerrero, consejo para el gobernante, oración para el sacerdote, guía para el memorioso”.

Y eso no cambió a través de los siglos. El cambio del lenguaje confirmó la dominación española. Las lenguas nativas fueron disolviéndose en las arenas del tiempo y sólo en algunos lugares permanecen convalecientes. No fue sólo la imposición de un Dios, sino también costumbres y una nueva lengua.

Las cosas no han cambiado. Aunque durante el siglo XX, después de la revolución, se comenzó a generar una literatura completamente mexicana y ya no a través de ideas del viejo mundo como las positivistas durante el porfiriato, todavía no se logra consolidar como debiera. Aún se ven los discursos que se adoptan de los vecinos del norte y la poesía aplicada ya no sólo a los libros de poesía de Baudelaire o Neruda, sino a los videos de Stefano, Armani o cualquier otro producto de consumo.

Así es como la literatura también se convierte en un vehículo, un fin y un origen ideológico. Ahí está la importancia de las letras en la legitimación de conductas y pensamientos dentro de la sociedad.

 

* CASTELLANOS, Rosario. Juicios Sumarios I. México. Fondo de Cultura Económica. 1984.

Versión oficial

Por Néstor Ramírez Vega

– Lo sentimos, pero el servicio en la estación Candelaria está suspendido. Repetimos, el servicio en la estación Candelaria está suspendido. No hay servicio en la estación Candelaria.

Eso fue lo que el conductor dijo a los usuarios del metro en la línea 1 al arribar a la estación de la Merced, una antes de la Candelaria de los Patos.

Entre cada estación se daba el frenón y tiempo después seguía su camino. Sin embargo, al pasar por metro Candelaria, pasó rápido y sólo se observaron cientos de policías en las escaleras, el andén y las salidas.

Nadie sabía qué pasó, ni a qué hora. Nada, no sabían nada, excepto que no bajarían en Candelaria, sería hasta San Lázaro.

La gente corrió a las escaleras eléctricas como siempre. Lo diferente fue que la cúpula de San Lázaro estaba infestada de policías, los cuales se recargaban en los tubos cuales buitres esperando carroña.

¿Por qué hay tantos policías y no dejaron bajar a la gente en Candelaria?, pregunto un transeúnte. La respuesta que consiguió fue llana, Sólo entrenamiento para operativo, no pasó nada.

Horas más tarde los medios de comunicación informan: ocho vagoneros detenidos tras enfrentamiento en las estaciones Candelaria y Observatorio del metro de la Ciudad de México. Un policía resultó lesionado en el hombro derecho por consecuencia de lo ocurrido.

Al final del día uno sólo cumple con su trabajo.

Despierta

Por Néstor Ramírez Vega

Ayer en la madrugada, como casi siempre sucede, en el Senado se aprobó en lo general la reforma energética. En contra de la voluntad de las mayorías, una reforma más pasará, próximamente, al Diario Oficial de la Federación.

¿Es que acaso la vida es sueño y nos gusta tanto soñar aun cuando nuestro sueño en realidad es una pesadilla? Hace más de un año nos dijeron que México volvería a ser un gran país, que habría más empleos, mejor calidad de vida y que el nombre de nuestra nación volvería estar en alto a nivel internacional. Sí, quizá lo último sí pero porque es el lugar donde todo se vende. Se vende su mano de obra, su territorio, sus recursos, hasta su Dios y sus santos se venden.

La Coatlicue abandona a sus hijos y los deja a merced de los demás, casos que se ven frecuentemente en la Merced, Tlalpan y muchas vías más de la ciudad. La Ciudad de los Palacios hundida en basura, indiferencia, egoísmo. “A mí qué me importan los cinco pesos del boleto del metro. Al fin que yo no lo uso”. Quizá tú no, pero millones de personas sí. Es probable que tú tengas un auto, pero sí te aplican los gasolinazos. Es posible que tú uses bicicleta, pero muchos conductores te ven como un tiro al blanco o como su principal enemigo, un insecto en calles y avenidas.

Algunos maestros abusan de su puesto y agreden física o psicológicamente a sus alumnos. Mientras tanto, un señor de la tercera edad va al seguro por una cita con el médico y espera una o dos horas para ser atendido. Una manzana y un pan es el único alimento que lleva. La manzana se la da a una señora que tiene un bebé. El pan, lo parte en dos, una mitad para él y la otra para otra persona.

Los primeros lugares en obesidad, analfabetismo, corrupción, desempleo, consumo de Coca-Cola (la chispa de la vida). Tú eres menos porque prefieres ver el América-Chivas o Pumas-Cruz Azul en vez de ver Dr. House o cualquier otra serie o programa. Eres un inculto por ver la “caja idiotizante” en vez de leer un libro. Tú eres menos porque no vas al gym y te encierras en las bibliotecas. BASTA.

Mientras se criminalizan las protestas. Unos nos quejamos porque cerraron las avenidas, porque no se puede pasar, porque dejan mucha basura y hay mucho ruido. Millones de personas caminaron sobre diferentes avenidas de la Ciudad de México. durante su recorrido aventaron cohetes, tocaron música y se les repartía comida. A la media noche, entonaron las mañanitas a la Virgen de Guadalupe.

Otros se quejan de la Iglesia Católica, de las limosnas y los excesos y atropellos de algunos miembros de ella. Sin embargo, se cierran a la discusión y al no tener una opinión igual a la de ellos te ofenden diciéndote televiso, enajenado, priista, fascista o ignorante.

Basta de correr todos sin un rumbo. Manifestación no es sinónimo de agresión, sino de libertad de expresión, pluralidad de ideas. ¿Por qué no ir todos por un mismo camino cuando, a pesar de las tendencias, el fin común es un mejor país? Ayuda al conductor y que él ayude a los usuarios del transporte colectivo. Los de la ciudad que ayuden en las protestas de las provincias, y que entre estados se haga un círculo de apoyo, una comunidad. Ayudar, sí, pero también exigir lo mejor de cada uno en sus obligaciones.

Una comunidad, una comuna, comunicación, comprensión. Ayudémonos porque quizá un mesías tarde mucho en llegar, pero siempre dos manos son mejor que una.

DESPIERTA.

Despeñadero, el libro más reciente de Rafael Loret de Mola

Por Néstor Ramírez Vega

Audio de la presentación:

“Haber sacado a la luz pública el libro fue todo una proeza, resultó ser un hijo del sufrimiento”, comentó la licenciada Anabel en la FIL Zócalo al dar inicio la presentación del libro “Despeñadero”, último libro del escritor Rafael Loret de Mola.

la foto

Despeñadero ha sido el libro más difícil de escribir por su crítica; y de publicar por el rechazo de las editoriales. Foto: Néstor Ramírez

La presentación se dio en el foro 1, “La casa de los Carlos. ‘Fuentes, Montemayor y Monsiváis'”, de la Feria Internacional del Libro Zócalo. “Verdades que incomodan” es el mensaje con el cual el autor invita al público en general a la lectura del libro.

Con este libro, Rafael Loret de Mola busca más de cerca al ciudadano lector para sacarlo del agujero político en el que se encuentra el país.

El escritor señaló que éste es el libro más crítico que ha escrito. Además de que ha sido de los más complicados de escribir por “toda la sangre” derramada en los últimos años en todo el país.

“Estoy absolutamente convencido de que la inmensa mayoría de los mexicanos ya no se sienten representados por los políticos”, dijo Rafael Loret de Mola. Además, señaló que en la actualidad, cuando los ciudadanos asisten a las casillas electorales, van con el pensamiento de cuál es el menos peor.

Cuando el escritor entrevistó por primera vez al entonces candidato a la presidencia de la república, Enrique Peña Nieto, debido a la cantidad de seguridad entorno a él cuando era gobernador del Estado de Mexico, afirma que sentía estaba frente al próximo presidente de México.

la foto (1)

“Sólo verdades que incomodan”. Foto: Néstor Ramírez

Además, Rafael Loret de Mola acusó a las editoriales españolas por la poca difusión y entrada a autores mexicanos para la publicación de libros, además de sólo dar espacio a los de escritores españoles en México.

“En la época de Carlos Salinas yo sabía a la que me enfrentaba, a hombres que reaccionaban de frente, con reglas de batalla. Ahora tenemos a un gobierno que va de damnificados a damnificados”, mercado que resulta redituable al gobierno, afirma Loret de Mola.

La razón por la que escribió un año después este libro, Loret de Mola comentó que es porque lo que ha pasado en nuestro país en menos de un año antes pasaba en mucho tiempo, además de que Peña Nieto no ha gobernado México por los viajes que hace con frecuencia.

Ante la poca aceptación y difusión de las publicaciones de autores mexicanos, señaló el más reciente trabajo presentado en el semanario Proceso, mismo que Loret de Mola ya había escrito en varios de sus libros, tales como “Manos sucias” y “Confidencias peligrosas”, publicados al inicio del nuevo milenio.

Despeñadero ya está a la venta en su versión impresa tanto en presentaciones públicas del autor y la página web del autor (en esta última también se puede conseguir el formato digital), así como en librerías como Gandhi y El Sótano.

¡Que viva México!

“Si no estás prevenido ante los Medios de Comunicación, te harán amar al opresor y odiar al oprimido”

Malcolm X

Los próximos días se celebrará la Independencia de México, una de las magnas fiestas de la nación. Quisiera decir que tenemos mucho que festejar y dar gracias a aquellas personas que dieron su vida porque México fuera un lugar mejor. Eso no lo digo precisamente por los íconos de Hidalgo, Morelos, Josefa y demás, sino por aquellos guerreros desconocidos que lucharon por una causa de verdad.

Es cierto que tras el movimiento de 1810 (e incluso del realizado 100 años después) se recibió una nacionalidad, patrimonio y muchas cosas más, pero no todo ha sido fiesta y gozo, sino sangre, muerte, pobreza y tristeza.  En México, en la actualidad se ve a través de los medios de comunicación la caída de las torres gemelas, los conflictos de Al-Qaeda, la primavera árabe y, más reciente, el conflicto en Siria. Todo eso parece vil y lejano, muy pocos se dan cuenta de lo que pasa en el país.

1240667_647316981980033_623008394_n

Desalojo del Zócalo capitalino. Imagen tomada de: 24 horas. Diario sin límites.

¿Viva México? ¿Cómo que viva? Será probablemente con una muleta, miles de vendas y moretones. No, no lo digo desde un punto de vista “izquierdista-amloísta/obradorista (pejista, como también se le conoce)”, sino desde el sentido crítico. En el más reciente estudio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) se señaló que seis de cada 10 mexicanos son de clase baja. Del 100% total, sólo 39.16% son clase media, lo que lo convierte en la segunda clase “dominante”.

Aún no se puede combatir el hambre nacional, mucho menos con la “Cruzada Nacional Contra el Hambre”, dirigida por la titular de la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga. Aún cuando la Ciudad de México es el corazón del país, vemos a mucha gente vagando por las calles y sin un techo. Es innecesario señalar la Candelaria de los Patos de Manuel Altamirano para mostrar lo que habita en los alrededores de dicha zona, y de otras más como Iztapalapa o la Gustavo A. Madero (sólo por mencionar).

Las muertes siguen a la alza, ni qué decir de los secuestros que han sumado 757 en total hasta el mes de junio, cuando en 2004 sólo se registraron 323 (el más bajo desde 2000). Incluso el día de hoy (viernes 13), a unos días de la celebración del 15-16 de septiembre, se agredió a los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para quitarlos de la plancha del Zócalo y que así se pudiera dar el grito por parte de Enrique Peña Nieto.

994014_650444298308628_1410468008_n

Lo que no se ve en televisión. Desalojo de maestros de la CNTE del Zócalo. Imagen tomada de: Fafhoo.

El caso de los maestros es bastante amplio. Sí, es cierto que afectaron las vialidades y la vida de los habitantes de la capital por semanas. Incluso se llegó al punto de que la ciudadanía exigiera un “68” o un “halconazo”, hechos que jamás se borrarán de la historia porque fue el “síndrome de Cronos” (así lo quise llamar), el padre que mata a sus hijos.

“Porque así es uno. Hasta que no le llegan a lo suyo no siente”

Ángeles Mastretta

Completamente cierto que los niños perdieron horas de clase y que se iban atrasando, pero alguien debía poner un alto y alzar la voz. Al final de cuentas sus planteles no cuentan con lo más óptimo y necesitan material bueno (no como los libros de texto con centenas de errores tanto de información como ortográficos). Sí, de acuerdo con que se les haga una evaluación, es justo y necesario, pero no sólo se trata de eso, sino abordar el problema de la educación desde la raíz porque es una tercia: hogar-niño-profesor.

 “El Grito”, y no precisamente de Münch aunque pareciera serlo tras la lucha entre la CNTE y la Policía Federal (y dicen las malas lenguas algunos militares encubiertos), es lo más importante en la celebración. Es el momento cumbre, lo que se espera toda la noche. ¡Viva la Independencia de México! Viva la independencia de los productos norteamericanos y japoneses, de la mano de obra china, de los bancos españoles y de la política internacional. ¡Que viva México!

Trabajo informal, vida y no opción

Por Néstor Ramírez

México es un país multicultural por lo que vivió tras la conquista española. En la actualidad, hay 112 millones 336 mil 538 habitantes según el Censo de Población y Vivienda 2010. De esa cantidad, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI); son 50 millones 693 mil 306 personas el total de la población económicamente activa en nuestro país.

IMG_1460

El trabajo informal es la medida que la población toma con el fin de evitar la pobreza. Foto: Archivo

En el INEGI se presenta que de esa cantidad total, 48 millones se encuentran ocupados; sin embargo, al salir a las calles del Distrito Federal y el Estado de México se puede observar que muchas personas se dedican a realizar trabajo informal en vez de formar parte de una empresa.

En el trabajo informal, como se señala en un trabajo de Juan Raso-Delgue, no hay un mínimo ni máximo de edad para ese trabajo (jubilación),  hay variación en el dinero obtenido, carece de prestaciones y  no se tiene seguro para enfermedades, accidentes o cualquier otro tipo de altercados.

Es un fenómeno que afecta a la mayoría de los países subdesarrollados y México no es la excepción por las condiciones sociales y económicas que presenta.

A través de la información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), organizada por el INEGI, en el tercer trimestre de 2012 se sumaron 29.3 millones de personas que se dedican a este tipo de trabajo. De esa cantidad, 14.2 millones conformaban el sector informal, mientras que el resto se dividía entre amas de casa, gente dedicada a actividades agropecuarias, etc.

El trabajo informal no discrimina edad, sexo, ni escolaridad. “Ángel”, como nos dijo que se llamaba el trabajador a quien se le hizo una entrevista, es egresado de la carrera de Comunicación y vende burritos.

“Mi peor error fue quererme comer al mundo al salir, pero no pude, el mundo me comió a mi”, dice Ángel, quien da la recomendación de cumplir primero con todos los requisitos para titulación y posteriormente empezar desde el escalón más bajo en la profesión que se elija.

IMG_1817

Con frecuencia, los descendientes de quienes trabajan en este tipo de empleos aprenden del “negocio familiar”. Foto: Archivo

Las clases sociales que recurren más a este tipo de empleo son las bajas y medias por la pobreza y necesidades que tienen. Sin embargo, no sólo las personas que tienen la mayoría de edad ejecutan estos trabajos, sino también los descendientes de ellos, quienes muchas veces deben estudiar y trabajar al mismo tiempo para apoyar a sus padres.

En ocasiones la escolaridad que estas personas poseen no es superior, sino medio superior o inferior. En una nota publicada en Milenio, se señaló que el promedio de estudios en los informales es de 7.8 años, mientras que en los formales es de 11.7.

Además, esto se refleja en los hijos. “Alejandra”, como se le llamará debido a su minoría de edad, comenta que en cuanto pueda, a ella le gustaría estudiar algo de estilismo. Aparte, también se da el caso de querer simplemente aprender el negocio familiar.

IMG_1836

En ocasiones, los medios que tiene las familias a su alcance suelen ser lo que usan para ejecutar su trabajo. Foto: Archivo

Los compradores de los productos originados a partir de estos tipos de trabajos dicen que compran los bienes o servicios porque son “baratos y a veces son buenos”. Lizbeth Porras, consumidora, dice que recurre a ellos porque, en el caso de frutas y verduras, son lo que le quedan más cerca, están frescos y son más baratos que en los supermercados.

Milenio señala que en estados como Oaxaca, Guerrero y Chiapas hay un alto índice de este tipo de trabajo. Tanto que se presume que 8 de cada 10 habitantes se dediquen a estas actividades. La solución que le ven a esto es a través de políticas públicas, como el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, le exigió a Carlos Navarrete, titular de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo, que elaborara para reducir esa problemática.

El periódico La Jornada publicó una cita de Carlos Navarrete Ruiz, en la cual señala que en muchas ocasiones se prefiere este tipo de empleos por la remuneración económica que se obtiene en contraste con muchos trabajos formales.

El problema del trabajo informal es algo que se debe atender desde todas las aristas. La inversión en educación y generación de empleos es lo que más urge en la sociedad mexicana para satisfacer una mayor cantidad de necesidades y erradicar este conflicto que es producto de las carencias que predominan en el país.